Me presento como un guayaquileño y con mucho orgullo, nacido en «la ciudad de la chupa, los amores desenfrenados y el peloteo por las tardes» como lo dijo algún presidente ‘loco’ de nuestro país. Pero los que vivimos en Guayaquil a un ritmo de vida citadino, sabemos de qué esta hecha la otra cara de la estampa rutinaria: Calles grises, tráfico, ruido y delincuencia.

Entonces es cuando cierta agobia invade a los precursores del espíritu aventurero y amantes del aire natural, esa incapacidad de encontrar algún lugar cercano en la ciudad dónde escaparse a respirar paz sin temor de los hampones, sin contacto con personas extrañas, simplemente uno mismo hallarse ante un hermoso paisaje a meditar, sin viajar más de una hora del área metropolitana. En otras palabras: Poder acampar en Guayaquil.

Atardecer desde la cima del cerro El Muerto

Atardecer desde la cima del cerro

Pues bien, Cerro El Muerto es una opción indicada para acampar en Guayaquil. Este particular cerro debe su nombre por la forma que tiene de un hombre acostado con la apariencia de cadáver al visualizarlo desde lejos. Se encuentra ubicado dentro de la parroquia El Morro, uno de las cinco parroquias rurales pertenecientes a Guayaquil, a tan sólo una hora en carro del área metropolitana (el mismo tiempo que puede tomar una buseta de norte al sur de la urbe en hora pico). Al ser El Morro parte de la jurisdicción de Guayaquil, por razones lógicas el sector y sus habitantes los convierte en guayaquileños.

¿Cómo llegar?

Parroquia de Guayaquil

Camino al Cerro El Muerto

Hemos de suponer que en tu bolsillo ni las telarañas se asoman, por tanto no tienes carro ni mucho dinero. Los chiros pueden tomar desde el Terminal Terrestre de Guayaquil, un bus de la Coop. Villamil con dirección a Playas por un valor de 3.50 dólares. Desde el centro del cantón, salen camionetas hacia El morro a sólo 0,50 centavos por un tramo de menos de 10 minutos. Buses urbanos de playas también llevan a la parroquia por 0,25 centavos con menor frecuencia de salida.

Un poco antes de llegar a El Morro, le comunicas al chofer que deseas bajarte en la entrada a la Virgen de La Roca, o mejor conocido como la gruta de la Virgen. A través de este camino y a sólo unos pocos minutos de caminata, llegas a las faldas de este pequeño cerro con el cual encontrarás el santuario a la virgen. Recuerda llevar en tu mochila los insumos suficientes de agua y comida, pues no existe despensa ni casas por los alrededores del cerro, además de bloqueador solar.

 

Un hermoso paisaje…

Una vez llegado al cerro, eres dueño de recorrer cualquiera de los caminos que presta este monte. Cactus extravagantes, lagartijas, arbustos secos y más, dan la apariencia de ser uno de los pocos lugares desérticos del Ecuador y con poco conocimiento sobre ello. Siéntete afortunado. Si llegas a la cima del cerro, existe un área improvisada para el camping con una mesa y cocina, auspiciado por el grupo boyscout ‘The Ghosters’.

Vista desde el Cerro El Muerto - El Morro, Guayaquil

La puesta de sol en la cima del cerro es un gran espectáculo naranja digno de algún trago parcialmente elegante, un amigo presto para filosofar, y la más agradable música de ambiente que puedas encontrar en tu playlist. La noche sin embargo, está a otro nivel. Debido al clima seco del sector, El Morro es privilegiado con un cielo despejado durante la mayor parte del año, siendo el mejor lugar para acampar en Guayaquil y contemplar las estrellas o fenómenos estelares nocturnos.

Sean bienvenidos los amantes de la astrofotografía y de las noches de fogata, sin salir del área cantonal.

Acampar en Guayaquil: Galería de Fotos

 

Si no tienes idea alguna de cómo acampar y te animas a hacerlo por primera vez, este artículo será de mucha ayuda: ¿Acampando Por Primera Vez? Guía y Consejos para Acampar